Cuatro claves para transformar tus emociones

Las emociones son las que más influencian nuestras decisiones.

Cuando estamos bajo el dominio de la depresión, ira, miedo, envidia, y otras más, no pensamos con claridad y todas nuestras decisiones en tal estado, son equivocadas, ya que no se miden las consecuencias.

El propósito de este artículo es dar claves para recuperar la cordura cuando estamos en dichos estados emocionales, y utilizar dichas emociones a nuestro favor.

Origen y propósito de las emociones.
Las emociones son cultivadas por los pensamientos.  Para usted poder sentir ira contra alguien, debe de pensar una y otra vez en el daño que le ha hecho la otra persona, y entre más piensa en ello, más lastimado se siente y por tanto más aumenta su ira.  Miremos el caso de la depresión, para usted deprimirse debe recordar su desgracia, entre más piensa sus tristezas más le entra el desánimo.
Las emociones son mecanismos de respuestas del organismo.  La ira lo prepara rápidamente para defenderse de una agresión, el miedo le advierte de que debe de alejarse de un peligro superior a sus fuerzas.  Lo que debemos aprender entonces, es a dejar que las emociones fluyan sin dejarnos consumir por ellas.  El dejarse consumir por la depresión lo lleva al suicidio, el dejarse consumir por la ira y el odio puede llevarlo a destruir a alguien.

CLAVES PARA TRANSFORMAR NUESTRAS EMOCIONES.

1.  El cambio de enfoque como solución.

Si las emociones son alimentadas por el pensamiento, entonces es a partir del cambio en los pensamientos como se puede controlar las emociones.  Esta es una habilidad poco desarrollada que debemos cultivar a partir de estar recordando ciertos pensamientos. Veamos unos ejemplos, así como también su parte negativa si se abusa de ello.

– “Lo que no te mata te hace más fuerte”:

Cuando estas en una situación muy dura, el cultivar este pensamiento te genera una motivación de que si resistes a dicha situación entonces te volverás mucho más fuerte.  Empiezan a surgir fuerzas de ti, que te hacen superar la situación y te evita caer en depresiones agudas.

Hay que tener cuidado con este pensamientos, porque también puede hacer que de manera inconsciente le tomemos gusto a buscar problemas con las escusa de hacerse fuerte.

– “Esta es una oportunidad para aprender”

No hay mejor maestro que la vida misma.  Cuando estamos sometidos a ciertas situaciones es porque no hemos aprendido ni hemos conseguido la fuerza para superarla. Las lecciones que da la vida no tienen precio. ¿Cuanto estaría usted dispuesto a pagar por un poco de sabiduría, de aprender a no ser tan ingenuo, de saber mantener la concentración en un momento dado?, ni siquiera las mejores escuelas filosóficas ni de yoga le pueden enseñar eso mejor que la vida misma.  Aprender a estar en armonía con lo que le rodea, es señal de triunfo y de que está preparado para nuevas experiencias.

Cuando usted se hace consciente de esto, entonces verá las situaciones como lo que son; experiencias de vida, una aventura.  Por supuesto este pensamiento tiene un punto en contra, de que inconscientemente le puede hacer a que se acostumbre a vivir en medio de dificultades y no percatarse de que es una situación dura.

–  “Antes mejor que sucedió así, ahora puedo aprovechar para hacer otras cosas”

Todo en la vida tiene su ventaja y su desventaja.  El hecho de que las situaciones se vuelvan duras es debido a que lo tomamos desde su desventaja.  El estar en una relación es ventajoso porque estarás al lado de quien amas, si te abandonan, puedes ver que dicha soledad te servirá para reorganizar tu vida y hacer lo que no pudiste hacer en pareja.  Si te quedas sin empleo, entonces es la oportunidad de estudiar algo que no tenía tiempo cuando trabajabas. Por ejemplo estudiar inglés en internet, o manejar un programa como el photoshop, etc, y así aumentar tu valor laboral, y quizás conseguir empleo con una mejor paga.

El problema con esta actitud es que te vuelves rebelde, no te importa nada porque siempre sacas ventaja de cualquier situación, y esto no te da estabilidad.  Úsalo con cuidado.

–  Mira las situaciones y actitudes desde un ángulo positivo.

Tu puedes cambiar tu actitud frente a las personas y situaciones si aprendes a verlas desde un ángulo positivo.  Si alguien te critica y te tiene envidia, entonces piensa que eso lo hacen con los líderes, con las personas que destacan, y que eso te ayuda a conseguir fortaleza a la hora de dirigir. Si te pusieron un trabajo muy duro; entonces piensa que si triunfas en ello, podrás destacar sobre cualquiera que no se haya atrevido. De este modo serás capaz de mantener un estado positivo ante cualquier situación.

Hay que tener cuidado con estos pensamientos porque pueden hacer que no percibas la realidad como es.  Puedes caer fácilmente en el autoengaño, puedes llegar a creer que si te critican es porque eres muy bueno en algo, cuando en realidad  eres un flojo.  Así que esta solución tómala en dosis moderada, cuando necesites resistir ciertas adversidades.

–  “Esto también lo puedo usar a favor”

Cada cosa de la vida es una herramienta en las manos del sabio, y es  un problema en las manos del necio.  Un cuchillo en las manos del sabio le ayudará a alimentarse, a curar, a hacer obras de arte, y en las manos del necio seguramente terminará haciéndose daño a si mismo.  Es por eso que cada situación que vivas debes buscar el modo de sacarle provecho, en vez de verlo como un problema.

El inconveniente de esta actitud, es que te acostumbras a cualquier situación y sentirás como normal cualquier situación por difícil que sea, y por tanto puedes perder la costumbre de alejarte de lo que es perjudicial.

–  “Solo debo de preocuparme por hacer las cosas bien”

El gran problema en este mundo es que nos pasamos más tiempo complaciendo los caprichos de otros, que preocuparnos por hacer las cosas realmente bien. Cuando estés en una situación difícil, entonces has lo mejor que puedas, has todo lo que tengas que hacer para que las cosas queden bien sin preocuparte por los demás, ni por el que dirán.  Al hacer las cosas bien, estas cumpliendo con la naturaleza, con la sociedad y contigo mismo. ”¿Que mejor motivación que esta?.

El inconveniente de esta actitud es que te vuelves arrogante, llevado de tu parecer, y puede suceder que creas que estás haciendo las cosas bien, y aun así causar daño por no escuchar sugerencias de otros.

2.  Como desconectarnos de nuestras emociones negativas.

La razón por la que las emociones toman fuerza, es porque mantenemos pensando en ello. La solución más sencilla es no pensar en ello, desconectar el pensamiento.  Por ejemplo mientras usted lee esto, se ha olvidado de que tiene problemas por la sencilla razón de que su mente no está pensando en ello. Veamos algunas formas de apartar nuestro pensamiento.
– Busque actividades emocionantes.

El desocupamiento es un espacio para usted dedicarse a recrear pensamientos que no debe recrear.  Si usted sale y va al gimnasio, va de rumba, va a clases de guitarra, de artes marciales, etc. Usted estará haciendo algo que produce ciertas emociones que le ayudarán a desplazar esa emoción negativa. Así olvidará fácilmente sus problemas.

– Conocer nueva gente.

Las personas con las que normalmente andamos influyen mucho en nuestra vida.  El conocer otro tipo de personas, nos dan una nueva perspectiva, nos oxigena, nos abren nuevas posibilidades.  Nunca pierda la oportunidad de hacer nuevos amigos, que le puedan aportar bastante a su vida. Es de las demás personas de donde vienen las posibilidades.

–  Relajación mental.

La meditación es una de las mejores herramientas para ayudar a transformar nuestras emociones.  Al aquietar tus pensamientos, apagas la llama viva de las emociones, aclaras tus ideas y te enfocas.

3. Como canalizar las emociones negativas en acciones productivas.

Las mal llamadas emociones negativas son una fuente poderosísima de energía, que si la sabemos aprovechar puede darnos el impulso necesario para lograr grandes cosas, que por medio de la voluntad no se logra.

El asunto por las que las emociones muchas veces son negativas, en porque utilizamos su energía en el momento y lugar donde no deben ser utilizados.  Por ejemplo si tienes un mal día en el trabajo y te desquitas con tu pareja, es un perfecto ejemplo de energía emocional mal canalizada.

  • Veamos algunos ejemplos de cómo canalizar dicha energía.
    Transformar la ira la conviertes en fuerza. Si eres de los que te dan ira muchas cosas, lo mejor que puedes hacer es canalizarlo en actividad que requieran brusquedad.  Puede ser practicando artes marciales, deportes como las pesas y el boxeo.  De este modo no solo desfogas dicha energía, sino que además te vuelves bueno en algo que te servirá mucho.
  • Transformar la envidia en aprendizaje. La envidia es una señal de alerta de que a alguien le está yendo bien, y de que nos estamos quedando atrás.  Muchos ante la envidia lo que tratan de hacer es opacar al otro de tal manera que su brillo no les opaque.  Esta es una mala canalización de dicha energía. Lo mejor forma sería utilizarlo es conocer cuáles son los trucos del otro, y aprovecharlos en el propio provecho para ser mejor.
  • Transformar el orgullo herido en superación, en ser mejor. Recuerdo haber escuchado una historia acerca de una mujer que estaba enamorada de un joven, y una vez se le declaro, a lo que él le respondió que no le gustaba porque era gorda. Esta mujer sintió su orgullo profundamente herido, y en vez de sumirse en la autocompasión, se dedicó a rebajar de kilos, lo cual en poco tiempo logro tener un cuerpo muy envidiable, para luego presentarse ante el hombre que la había rechazado y hacerse la indiferente.  Esta historia la escuche cuando entrevistaban a una conocida presentadora de televisión. Este es un perfecto ejemplo de la canalización de una energía en algo productivo.  A otra persona la hubiera destruido, solo que a esta mujer la ayudo a superarse.

4. Transforma completamente tu subconsciente, utilizando el Método Integra

Los hábitos son patrones de comportamiento repetitivos, generados por nuestra mente subconsciente en base a nuestras creencias.

La formación a nivel subconsciente es un proceso de transformación de creencias y de liberación de bloqueos emocionales, que permite transformar hábitos de forma selectiva y consciente.

La formación a nivel subconsciente es el camino más fácil y rápido para transformar hábitos de cualquier tipo.
Algunos ejemplos de lo que permite este tipo de formación son:

  • Convertirte en una persona feliz,
  • Adquirir los hábitos de las personas altamente efectivas,
  • Dejar el tabaco,
  • Convertirte en un buen trader,
  • Mejorar tu técnica en el golf, el tenis o cualquier otro deporte,
  • Adquirir hábitos sanos en la alimentación o el cuidado personal,

CONCLUSIÓN.

Las emociones son el motor en el ser humano, si las canaliza mal se vuelve una fuerza destructiva, y si las canaliza bien, entonces su fuerza le puede ayudar a superar muchas cosas.  El no dejarse perjudicar de una emoción es tan fácil como no pensar en ello, y para eso debemos hacer varias actividades. Aprender a ver las cosas de otra manera es la mejor manera de transformar nuestras emociones.
Si alguien tiene ejemplo de cómo pudo superar una situación a través del manejo de sus emociones, lo puede aportar a otros en los comentarios.

Conoce más en www.felizefectivo.com, allí encontrarás más información sobre esta metodología formativa y de transformación interior, instructores acreditados, cursos disponibles,.Actúa ahora…”

Fuente: Adaptado de descubresubconsciente