Somos energía, que te parece.

Somos energía, la ciencia ya lo ha demostrado. Pensamos que somo materia, porque nuestros sentidos actuales nos impiden percibir mucho más (bueno, a la mayoría), sin embargo, tal como lo dijo Max Plank ganador del premio novel, Físico alemán, inventor de la Teoría Cuántica. «Como hombre que ha dedicado su vida entera a la más clara y superior ciencia, al estudio de la materia, yo puedo decirles que como resultado de mi investigación acerca del átomo, lo siguiente: No existe la materia como tal. Toda la materia se origina y existe sólo por la virtud de una fuerza la cual trae la partícula de un átomo a vibración y mantiene la más corta distancia del sistema solar del átomo junta. Debemos asumir que detrás de esta fuerza existe una mente consciente e inteligente. Esta mente es la matriz de toda la materia».

Así que vayamos convenciéndonos de esta realidad, somos energía. Ahora bien, cuando hoy día hablamos sobre energía, este espacio tiene buena energía, esa persona me baja la energía, aquella tiene buena vibra o mala vibra, pues si, es cierto, estamos vibrando con determinada energía y nos sentimos atraídos o repelidos por las energías que nos rodean. De acuerdo con los estudios de la energía, la energía no se destruye, pero se transforma, por ello algunas veces vibramos con altas energías y nos sentimos contentos, emocionados o con bajas energías, que nos dejan extenuados, molidos, tristes o con rabia, desespero y aburrimiento.

Los pensamientos que tenemos con mayor frecuencia, generan nuestros estados de ánimos y por lo tanto nuestra vibración energética; esta energía irradiada atrae energías similares, tu campo energético se confunde con el de los demás y por ello te rodeas de personas que piensan y sienten de forma empatía con tu manera de pensar y sentir, nos volvemos imanes para aquellos que vibran de forma similar.

Ahora vale la pena, que te hagas la siguiente pregunta: ¿Qué tipo de energía quieres tener?

Te invito a que primero que todo, escuches tu cuerpo, tus emociones, tu mente y empieces a analizar y a entender que ocurre, cuales son tus pensamientos más frecuentes, que es lo que te hace sentirte mal o bien, que emociones consideras que están asociadas con cada estado de animo, ahora… ¿estas reprimiendo tus emociones? O las vives, las sientes y las dejas fluir. Mira con cuidado también el tipo de personas que se acerca a ti, que energías manejan, como te sientes cuando estas con ellos.

Sean cuales sean los resultados de tu análisis, no importa, recuerda que la energía la podemos transformar, ¿cómo? Transformando nuestros pensamientos, es decir nuestras creencias y sacando de nuestro sistema todos los bloqueos que nos mantienen amarrados y nos dejan avanzar.

Por qué hay personas que siempre se les ve contentas independientemente de los éxitos o fracasos que tengan en sus vidas y en cambio hay otras que siempre se están quejando y aún cuando las cosas les resultan siempre encuentran la manera de criticarse y de amargarse por el resultado. Por qué bajo los mismos patrones, culturas, estudios algunas personas son muy prosperas y a otras a duras penas ganan para vivir.

Sean cuales sean los resultados de tu análisis, no importa, recuerda que la energía la podemos transformar, ¿cómo? Transformando nuestros pensamientos, es decir nuestras creencias y sacando de nuestro sistema todos los bloqueos que nos mantienen amarrados y nos dejan avanzar.

Por qué hay personas que siempre se les ve contentas independientemente de los éxitos o fracasos que tengan en sus vidas y en cambio hay otras que siempre se están quejando y aún cuando las cosas les resultan siempre encuentran la manera de criticarse y de amargarse por el resultado. Por qué bajo los mismos patrones, culturas, estudios algunas personas son muy prosperas y a otras a duras penas ganan para vivir.

La respuesta más simple a todo esto es que somos lo que creemos y las creencias que tenemos son potenciadoras y nos orientan al éxito o son limitantes y nos hacen vivir llenos de angustia y preocupación impidíendonos el logro de nuestras metas. La buena noticia es que esto es completamente moldeable si estás dispuesto a hacerlo. Puedes iniciar nuevos hábitos que te permitan llegar a donde quieres y prosperar en los ámbitos que necesitas, si trabajas esto teniendo en cuenta que todo lo que creemos y somos son hábitos que hemos generado a lo largo de nuestras vidas y que, por lo tanto, están abiertos a cambios, puedes elevar rápidamente tu nivel de conciencia y lograr cosas que ahora consideras imposibles. Es frecuente en mi consulta trabajar el tema de la prosperidad, la autoestima, la seguridad, las relaciones interpersonales que son comportamientos estrechamente relacionados con creencias limitantes, cuando cambiamos las creencias y eliminamos los bloqueos que ellas han generado, se abre un tablero en blanco en nuestra vida, listo para ser llenado de cosas nuevas y maravillosas.

Ahora la pregunta es ¿Cómo logro cambiar mis pensamientos y eliminar mis bloqueos?

La respuesta a esta pregunta es trabajando con el subconsciente. En nuestro subconsciente, se encuentra almacenada toda esta información, no se como lo guarda, pero si se como se transforma. Hay muchas técnicas para transformar el subconsciente, pero yo utilizo el Método Integra que diseño el español Ricardo Eiriz, porque es fácil, no tienes que sufrir (no tienes que recordar eventos que te hicieron daño), es rápido (vas al subconsciente que trabaja a 20.000.000 cps) y con simples herramientas eliminas acuerdos karmicos, bloqueos, emocionales, traumas emocionales, introduces creencias, liberas espíritus y energías negativas… ¿Qué mas quieres, quieres mas?

Te invito a que me visites en mi página Web y conozcas más sobre la transformación del subconsciente y el manejo de tu energía. www.felizefectivo.com dale un like a mi pagina de Facebook: www.facebook.com/felizefectivo, o escríbeme a esperanza@felizefectivo.com

Soy Esperanza Bedoya Vargas, en otra vida Ingeniero de sistemas especializada en estrategias de la Cadena de Abastecimiento, ahora orientadora del Método Integra para elevar el nivel de conciencia del planeta y muy feliz.