Taller Un Curso de Felicidad – Enero 20

Este fin de semana, tuvimos dos cursos maravillosos. El viernes 20 Un Curso de Felicidad y luego sabado y domingo el Taller Metodo Integra. Fue realmente increible, hubo mucha transformación interior.

GRACIAS a todos los participantes.

Hemos contribuido a elevar el nivel de conciencia del planeta.

Salud y bienestar con Ricardo Eiriz

Bella meditación perteneciente al libro EL ALMA DE LA SALUD, con la voz de su autor, Ricardo Eiriz.

F: Editorial Sirio

Hagamos que la felicidad sea un hábito de cada uno de nosotros.

Mayor información en:

www.felizefectivo.com

www.metodointegra.com

www.eiriz.com

Regístrese en info@felizefectivo.com o a través de la pagina Web: www.felizefectivo.com/felicidad

Trabajar con el subconsciente

Todos sabemos que nuestra mente es nuestro tesoro, valoramos muchísimo a las personas que tienen las ideas claras y que son consecuentes con sus principios en su manera de vivir.

En nuestra mente hay dos niveles: el nivel consciente o racional, que es con el que trabajamos, y, con el que pensamos, y el nivel subconsciente que es dónde radican las emociones. Es la parte creativa de nuestra mente.

Si tenemos pensamientos positivos, nuestro subconsciente se pondrá en positivo, facilitándonos todo para que nos vaya bien, pero si tenemos pensamientos negativos, estamos estresados o deprimidos, entonces el subconsciente intentará que todo nos vaya mal como nosotros mismos lo hemos decretado.

La mente subconsciente, la podemos comparar con un coche, y la mente consciente es el conductor. Por mucho que gastemos en un maravilloso Mercedes último modelo, si se lo dejamos a nuestro hijo adolescente que conduce fatal, lo menos que le pasará, es que se choque contra un árbol, y nos destroce el coche.

Así, que como sabemos que nuestro subconsciente va a obedecer a nuestros pensamientos, más nos vale revisar bien los pensamientos que estamos teniendo, pues de ellos dependerá nuestra manera de disfrutar la vida. De sobra sabemos que ante la misma situación, hay personas que estarán felices, y verán el vaso medio lleno, mientras que otras en cambio, se obstinarán en verlo medio vacío.

Recuerda que tu subconsciente no tiene la capacidad de argumentar o discutir, va a aceptar lo que tu digas por eso, si le das información errónea, la aceptará como verdadera, e intentará que se cumpla lo que tú decretas, aunque sea algo malo para ti. Los pensamientos habituales de tu mente consciente, como dice Joseph Murphy, hacen profundos surcos en tu subconsciente.

Así que a partir de ahora, vamos a impregnar nuestro subconsciente con mensajes positivos que nos hagan felices, y que nos ayuden a realizar nuestros sueños, para que el subconsciente haga con ellos nuevos hábitos de pensamientos, creando respuestas de armonía, paz y felicidad.

Todos los psicólogos y psiquiatras modernos, aceptan esta teoría, y solamente las personas inflexibles y anticuadas las cuestionan.

La mejor manera de trabajar con nuestra mente subconsciente es mediante la visualización.

Es necesario que estés tranquilo y relajado, porque los ritmos del cerebro, están provocados por las excitaciones, deseos, ansiedad, estrés, tranquilidad, es decir por los diversos estados de la condición humana.

Los científicos han demostrado que hay 4 tipos de ondas cerebrales: Beta, es la actividad normal a lo largo de un día ( 21 ciclos por segundo),Alfa, es el área del sueño relajante y la ensoñación(entre 8 y 12 ciclos por segundo), Theta, es la zona del sueño profundo y cómodo, es el área de la total satisfacción (entre 5 y 7 ciclos por segundo) y Delta que es la fase del sueño profundo e inconsciente, es un área de inconsciencia total , y tiene( 1 y medio, a 4 ciclos por segundo), que se corresponden con los 4 niveles de actividad cerebral.

Cuando una persona está excitada, llena de cólera, resentimiento, envidia, miedo, el ritmo aumenta peligrosamente(,como cuando le dá un ataque epiléptico).

Para poder estar en nivel Alfa, que es el mejor nivel de ondas cerebrales para descansar y recuperarte mental y físicamente, se debe hacer una pequeña meditación, como nos aconseja “El método Silva”.

Hay que buscar un lugar cómodo donde sentarse, un sofá, o una silla con la espalda recta, apoyándose en la columna.

Cierras los ojos y toma una inspiración lenta y profunda.

Al expirar lentamente visualiza el número 3 y di. Tres, tres, tres.

Haz lo mismo con el número 2 y di Dos, dos, dos,

Repite lo mismo con el 1 y di uno, uno, uno.

Al llegar a este punto, ya estarás relajado, pero si no fuera así, vuelve a empezar, hasta que notes que lo estás.

Yo lo hago siempre en la cama, cuando me acuesto, y conozco a una chica, que cuando está en la oficina, y la surge algo que la pone nerviosa, se va al cuarto de baño, se sienta, y se relaja con el método de contar de tres, dos, uno, visualizando que todo la va a salir bien, que todo se va a arreglar, y cuando sale, dice que siempre se la arregla…….

De la manera que has escogido, lo has conseguido, te has relajado. ¡Ya estás en fase Alfa!, ahora es cuando tienes que empezar a visualizar la situación que quieres que pase, o la manera en que quieras que se resuelva tu problema.

Recuerda que cuantos más detalles pongas, es más fácil que se te conceda. Por ejemplo, si vas a tener una entrevista importante, imagínate con el vestido que vas a llevar puesto, los zapatos, la colonia que te vas a poner, piensa lo que quieres decir……etc.

Muchísimas personas han tenido esta experiencia, y se les han arreglado muchos problemas a los que no veían salida.

Esto, es cuestión de probarlo, como todas las cosas, y si te funciona, pues ¡Enhorabuena!, y si no te funciona, de momento, te ha relajado, y siempre lo puedes volver a intentar.

Hagamos que la felicidad sea un hábito de cada uno de nosotros.

Mayor información en:

www.felizefectivo.com

www.metodointegra.com

www.eiriz.com

Regístrese en info@felizefectivo.com o a través de la pagina Web: www.felizefectivo.com/felicidad

Fuente: Ingredientes de la vida

Midamos la felicidad

El Producto Interior Bruto (PIB) mide la economía  y el desarrollo de un país. Pero ¿refleja el PIB lo felices que somos? En el Reino de Bután, un pequeño país del Himalaya, consideran que la acumulación de riqueza no trae consigo la felicidad y que el modo de medir el progreso y desarrollo no debe basarse en el flujo del dinero.

“La Felicidad Interior Bruta es mucho más importante que el Producto Interior Bruto”. Jigme Singye Wangchuck, cuarto Rey de Bután, pronunció estas palabras el mismo día de su coronación. Este monarca ideó el término de la Felicidad Interior Bruta (FIB) hace más de 40 años.

Para Jigme Singye Wangchuck el modo de medir el progreso debe basarse en algo más que el flujo del dinero, ya que “el verdadero desarrollo de la sociedad humana se encuentra en la complementación y refuerzo mutuo del desarrollo material y el espiritual. Si nuestros indicadores solo miden cuánto producimos, nuestras acciones tenderán solo a producir más”.

Medidor de la felicidad

La Felicidad Interior Bruta es un medidor de la calidad de vida mucho más amplio que el PIB. Se asienta sobre cuatro pilares, que son los que inspiran cada política del gobierno butanés: un desarrollo socioeconómico sostenible y equitativo, la preservación y promoción de la cultura, la conservación del medioambiente y el buen gobierno.

Cada dos años, el gobierno manda a sus ciudadanos una encuesta con 180 preguntas, basada en nueve dimensiones: bienestar psicológico, uso del tiempo, vitalidad de la comunidad, cultura, salud, educación, diversidad medioambiental, nivel de vida y buen gobierno. Una vez recogida y procesada la información de las encuestas, se determina en qué medida cada hogar ha alcanzado la suficiencia en cada una de las nueve dimensiones, estableciendo unos valores de corte.

En esta pequeña nación, que en el 2007 fue la segunda economía que más rápido creció en el mundo, priman la educación y los valores morales por encima de los económicos. Consideran que la economía ha de estar al servicio de todas las personas y no se ha de basar en la acumulación de riqueza material de los más fuertes. De hecho, en 2006 se aprobó una Carta Magna que establece en su artículo 9.2 que “El Estado se esforzará en promover las condiciones que permitan la consecución de la Felicidad Interior Bruta”.

La ONG británica New Economics Foundation creó en 2006 el Índice del Planeta Feliz (Happy Planet Index). Este índice, que mide la esperanza de vida, la huella ecológica y el bienestar en general, destaca que los países “más felices no son necesariamente los más ricos”. En 2006, Bután resultó ser el octavo país más feliz de los 178 estudiados.

Sobre Bhután

Bhután es un pequeño país budista, enclavado en plena cordillera del Himalaya entre China y la India. No llega al millón de habitantes y fue hasta hace muy poco uno de los lugares más aislados del mundo. Este pequeño país se ha modernizado pero sin perder su propia identidad. Bután no tuvo teléfono ni moneda hasta 1960. En 1973 llegó la radio y en 1999 la televisión e internet.

Su principal actividad económica es la agricultura. El turismo también ocupa un lugar importante dentro de la economía, aunque se encuentra bastante restringido por razones medioambientales y culturales.

En 2008 Bután se convirtió en la democracia más joven. El 24 de marzo de ese año se celebraron las primeras elecciones parlamentarias. Y en noviembre Jigme Khesar NamgyeL Wangchuck, de 28 años, hijo de Jigme Singye Wangchuck, se convirtió en el quinto rey de Bután y el primer monarca constitucional del país.

Bután no pretende ser un ejemplo para otros Estados y así lo trasmitió su exministro del Interior y Educación Lyonpo Thinley Gyamtso: “Somos un país pequeño y queremos hacer las cosas así. No queremos enseñar nada al mundo. Hacemos lo que creemos que es mejor para nosotros. Y si el mundo cree que hay algo que aprender, son más que bienvenidos”.

F: Fundación Melior