Como ser feliz: 7 simples claves científicamente probadas que te ayudarán todos los días.

¿Por qué parece tan complicado ser feliz?

Sí, yo también me he preguntado eso muchas veces. Quizás te sucede como a mí que, la famosa “zona de confort” ya no es suficiente, sino que más bien, resulta una “incómoda comodidad”.

O quizás, sólo tienes esa sensación de que, debe haber alguna manera de que te sientas mejor en la vida. Si es así… ¡Felicitaciones para aquellos que como yo, que se animan a cuestionarse las cosas y quieren saber como ser feliz, o al menos quieren intentarlo!

Que te encuentres aquí, leyendo estas líneas, ya es un buen signo de que estas dispuest@ a cambiar. ¡Qué bien que así sea, porque preparé varios tips que a mí me han ayudado (es un trabajo diario ser feliz) y que estoy segura de que, por ser científicamente probados, si los pones en práctica, tú también podrás conseguirlo.

:)

1- PRIMERO, ELIGE SER FELIZ, LUEGO  PIENSA EN EL COMO SER FELIZ.

Bonnie Ware, trabajó en cuidados paliativos acompañando a pacientes a quiénes les quedaban pocos meses de vida. En este proceso logró concluir que, el arrepentimiento que comúnmente manifestaban esas personas, era: “Ojalá hubiese tenido el valor de vivir una vida propia, no la vida que otros esperaban de mi“.

La vida es una sola y demasiado corta para que esperemos ingenuamente ese momento perfecto, en el cual creemos que la felicidad bajará de algún cielo, e ingresará a nuestra vida en forma de dinero, oportunidad, persona, etc. Y que simplemente con abrazar ese instante, juntaremos la fuerza para: ¡empezar a ser feliz!.

No. La felicidad es un viaje mucho más largo que ese, más profundo, y más reconfortante, por cierto.

Es una decisión diaria ser feliz, y cómo cualquier otro hábito, requiere un compromiso constante para internalizarlo.

Entonces, ten primero la INTENCIÓN, la predisposición para

salir de tu zona de confort, para dejar viejas costumbres y pensamientos atrás, y ahora mismo empieza a realizar simples modificaciones, que irán aportando esa sensación de bienestar y plenitud, que te permitirán ser más feliz.

Es decir: deja de buscar la felicidad, y empezar a vivir la felicidad.

Un estudio realizado por June Gruber (psicóloga de Yale), sugiere que buscar constantemente como ser feliz, puede generar angustia. Esto sucede cuando quienes la buscan, lo hacen pensando en que todo lo que se sugiere realizar para alcanzar la felicidad, DEBE de hecho hacerlos felices, y no saben lidiar con la frustración, si los resultados no aparecen en tiempo y forma.

La verdad, es que la felicidad, no es producto de hacer una cosa, sino de un cambio en el estilo de vida, y no siempre se lo consigue por arte de magia.

Puedes empezar ahora mismo realizando simples cambios como:

  • perdonar,
  • dejar ir,
  • relajarte (no puedes controlarlo todo),
  • priorizar la paz y no siempre la razón (es mucho más saludable),
  • redefinir tus valores,
  • sonreír un poco más,
  • di gracias,
  • no te presiones,
  • come despacio y disfruta cada bocado,
  • etc. (etc = el resto de los 6 puntos del artículo)

2- CAMBIA EL PARADIGMA: el éxito no te hace ser más feliz.

Esto nos afecta a todos, porque es un paradigma que aún sigue instalado en la sociedad.

La presión cultural y social al respecto, nos ha llevado a creer que un título, un rol, una posición en una empresa, un cheque gigante a fin de mes, un proyecto que funciona, es lo que nos da la felicidad.

Pero: ¿qué seríamos nosotros entonces, si todo eso desaparece? En realidad, no está mal ni el cheque, ni la posición, ni el proyecto, lo que está errado es condicionar nuestra vida, y nuestra “felicidad” a eso, porque son cuestiones demasiado efímeras para que funcionen como único sostén de nuestra vida.

Por eso, el camino hacia el éxito, es completamente el inverso al que creemos, e inclusive, se puede obtener mucho, pero mucho más de lo que imaginamos, si lo recorremos de esta manera.

“El éxito no es la clave de la felicidad. La felicidad es la clave del éxito. Si amas lo que estas haciendo, entonces serás exitoso” ― Albert Schweitzer

Quién hace cosas para todos los días poder estar en paz, en plenitud y vivir momentos de felicidad, puede triunfar en el resto de los desafíos de la vida: en las relaciones, en el trabajo, en la familia, etc.

Según un estudio realizado por Sonja Lyubomirsky, Ph.D., de la Universidad de California, indica que cuando las personas se sienten felices, tienden a ser optimistas, energéticos y a tener confianza en uno mismo, lo cual conlleva a que el resto encuentre a estas personas más agradables, sociables y confiables.

Estos aspectos amplían las oportunidades para: concretar un negocio, para cumplir objetivos exitosamente, crear o desarrollar nuevas cosas, inclusive para conocer a una pareja, hacer más amigos, etc.

Entonces para ser más feliz, intenta dejar esa ciega ambición, ya que el cheque llegará, el auto, y el status, también llegará, si primero encuentras la pasión, la plenitud en lo que eres y haces.

3-RODÉATE DE GENTE POSITIVA Y FELIZ

La felicidad es como una linda enfermedad o virus que se propaga a nuestro alrededor.

Estar con gente positiva, agradecida, entusiasta, nos contagia bienestar, y nos transmiten esa energía especial, que permite que el día rodeados de ellos, sea más placentero, reconfortante, e inclusive más productivo.

Un estudio realizado por BMJ Group concluye que la felicidad de la gente, depende en gran medida, de la felicidad de las personas con quién se conecta, pudiendo ser inclusive, un fenómeno colectivo.

Por eso, es necesario saber elegir quiénes estarán a nuestro lado, ya que la influencia tanto positiva como negativa, es muy grande.

¿Acaso no resulta agotador estar cerca de personas que lo único que hacen es quejarse, o que cualquier cosa los pone tristes, o que sienten insatisfacción con su vida, transfiriendo esa frustración con actitudes poco pacientes, poco amables y egoístas?.

Estas personas, lamentablemente, no hacen más que tirarnos hacia atrás, porque pareciera que, para ellas nada es perfecto, ni demasiado bueno, ni demasiado lindo, ni demasiado justo, ni demasiado prometedor, ni demasiado seguro,etc.

Ya sea hacer un viaje, empezar un proyecto, iniciar una relación, armar una fiesta, o elegir un restaurant para ir a cenar, todo se vuelve demasiado complicado y el día pareciera estar lleno de trabas. Estas cosas no nos ayudan a crecer, a avanzar, en síntesis, no aporta en nada en la vida de alguien que busca como ser feliz.

Si el agua que no fluye libremente, al estancarse se pone fea, así también sucede con la energía que nos rodea, con las situaciones que se nos presentan.

¡Ojo! Con lo anterior, no espero que confundamos “negación”, con el optimismo. Tampoco sirve estar con personas negadoras de la realidad, de los problemas, de las piedras que todo camino tiene, ya que la vida está llena de cosas buenas y malas, pero lo importante es cómo nos enfrentamos a esas circunstancias.

Las personas positivas y optimistas, no niegan los problemas, ni una realidad poco placentera, sino que tienen la suficiente seguridad personal, amor propio, para saber que pueden cambiar el curso de las cosas, y transformar un momento triste, doloroso, o un fracaso, en una experiencia que nos hará más sabios, o fuertes para seguir avanzando.

4- VIVE EL AHORA

“La verdadera felicidad es disfrutar el presente, sin la ansiedad dependiente del futuro” – Lucius Annaeus Seneca

como ser feliz 2
Un estudio publicado en Sciencemag , indica que las personas pasan divagando un 47% de su tiempo, lo cual implica una constante ausencia del presente, de las decisiones que tomamos, de los momentos memorables… y luego nos preguntamos ¿cómo fue que llegó navidad tan rápido? ¿Cómo fue que todo esto sucedió este año?

Uno de los factores más relevantes para la felicidad, es estar enfocado en el hoy, abrazar el momento presente, tener conciencia de lo que nos rodea, y de cada sensación que vamos atravesando ahora, ya, en este instante.

El pasado no está, ya no cuentas con el ayer, menos aún con el futuro. Lo que tenemos es el presente, y es lo que debemos aprender a vivir.

Si uno piensa esto dos o tres veces, suena hasta de poco sentido común, querer experimentar o vivir algo que ya no está, o inclusive fantasear o preocuparse por cosas que ni siquiera aún han ocurrido, pero es así como, aparentemente, se nos pasa la vida. Por eso la nostalgia pesa tanto, por eso tantos arrepentimientos, tantos miedos sin sentido…

¿Por qué seremos tan insensatos y nos privamos del hoy? Hoy tienes salud, ahora estas tomando un café caliente, riquísimo, ahora estas abrigado, ahora el sol da en tu cara y puedes respirar, ahora tienes una pareja que te acompaña, una amiga que te llama, un jefe que te alienta, hoy es hoy.

¿Mañana tendremos esas cosas aún? Y… No sabemos, pero con certeza, vivir pensando en el pasado, o preocupados por el futuro, nos sacan de la vida que tenemos hoy, que es quizás la vida que nos puede hacer feliz, pero con tanto ruido, no podemos darnos cuenta.

5- REALIZA UNA ACTIVIDAD FÍSICA.

como ser feliz: realiza una actividad física
Realizar alguna actividad física en el día, cambia el día.

Si estabas cansado, estarás con más energía, si estabas preocupado, estarás menos tenso, si no te gustaba tu cuerpo, te gustará más. Inclusive, si sufrías de insomnio, podrás relajarte y conseguir el sueño, lo cual nos permite además tener mejor humor, estar más lúcidos y focalizados.

Hacer ejercicios también funciona de manera muy poderosa para calmar trastornos de ansiedad. Un Estudio realizado por Daniel Lenders, de la Universidad Estatal de Arizona, indica que ejercitar funciona mejor que la relajación, que la meditación y música terapia, para episodios de ansiedad.

Así mismo, se realizó un estudio a través del cual, se comprobó que aún sin perder peso, a las personas que se le había asignado una rutina de ejercicios de 6×40 mins, luego del mismo tenían una mejor percepción de su cuerpo, en comparación con el grupo que se le asignó una actividad de lectura.

Los beneficios de la actividad física, trascienden todo lo relativos al cuerpo. Un estudio comprobó que aquellas personas con trastornos depresivos, a quiénes se le había suprimido todo tipo de droga y en su reemplazo realizaban distintas rutinas de actividad física, mostraban altos índices de recuperación, y lo más importante, bajos índices de recaída, en comparación con aquellos que sólo habían seguido un tratamiento con medicamentos.

9gag running guy
Claro, me imagino que en un día frío, o luego de una jornada agotadora, es más fácil quedarse en el sillón, “relajándonos” con un café, mirando una serie o leyendo un libro, lo cual no está para nada mal, el caso es, que elijas hacer SIEMPRE eso.

Para aquellos que necesitan cambiar de una vez por todas la energía del día, y un café, una cerveza, un sillón, no devuelve nada positivo, ejercitar es el mejor antídoto.

Aunque en un principio cueste juntar coraje para salir a caminar, correr, andar en bicicleta durante una mañana helada, o una tarde de mucho calor, o una noche, luego de resolver todos los problemas de un día agotador, si finalmente te animas a hacerlo, la sensación al regresar a tu casa, va a ser fantástica. Te lo prometo.

Te sientes más fuerte, más vivo, más sano, más poderoso, porque has logrado hacer algo que no habías pensado que ibas a poder hacer. Es un paso más de superación personal. Inténtalo, es parte de este hermoso trabajo diario de ser más feliz.

6-PRACTICA LA GRATITUD

En este punto, es dónde más cómoda me siento, porque realmente nunca me ha fallado la acción de dar gracias.

No sólo dar gracias a personas, sino a la vida, al universo, o al Dios en el que crees. Es como que mientras más agradecido uno es, la vida te retribuye con más de eso por lo que agradeces.

El acto de agradecer, es también una correlación de estar focalizado, de vivir el ahora, es un acto del presente, de estar viviendo tu vida hoy, porque está tu conciencia en cada una de las cosas que te están sucediendo, y en lo que tienes.

Parece tonto, pero para mí es fundamental agradecer tener todas mis extremidades: dos piernas, dos brazos, dos orejas (eso no es una extremidad pero me siguen con la idea), y cuando lo hago, automáticamente siento un alivio y felicidad de que cada cosa está en su lugar y que si quiero puedo salir a correr y ser libre por una hora. Puedo ver, puedo oler, puedo escuchar, puedo degustar los sabores del mundo, puedo sentir la textura de las cosas. Y eso realmente no tiene precio. ¿O no les ha sucedido de golpearse una pierna o quemarse un dedo, y que toda la rutina del día se vuelva un “infierno”?

Pero dejando de lado mi humilde experiencia, hay estudios que confirman el gran impacto que tiene la gratitud en nuestro bienestar emocional.

Por parte de Journal of Happiness Studies, se examinaron los efectos de escribir cartas de agradecimiento, en un estudio que involucró 219 personas, el cual consistía en que los participantes debían escribir una carta de agradecimiento por semana (3 semanas). Los resultados sugieren que la focalización consciente de todo aquello que se tiene para agradecer, genera un impacto beneficioso a nivel emocional e interpersonal, incrementando los niveles de satisfacción y disminuyendo los síntomas depresivos.

Por eso, no dejes de agradecer.

Para un momento, y anota en un papel al menos 4 cosas lindas que te sucedieron en el día. ¿Qué fue lo que salió bien a pesar de todo?:

nadie te regañó en el trabajo, tu hijo se sacó un diez, bajaste 2 kg, se cerró un contrato exitosamente, tuviste un reencuentro inesperado con una amiga/o de años, hiciste el amor, el dinero te alcanzó para pagar todos los impuestos, comiste el mejor plato de pastas en semanas, etc, etc. (Y no nos olvidemos de las extremidades :) )

Todo esto te llevará a tener más consciencia de la suerte que tienes, y te ayudará a empezar el siguiente día con más energía, y con mejor predisposición para enfrentar las obligaciones diarias de la vida.

7- ACOMPAÑA Y AYUDA A OTRAS PERSONAS

cómo ser feliz: acompaña y ayuda a otras personas
En este punto descubrí algo que no lo había pensado tanto:

muchas veces estamos tan abocados en nuestras tareas, negocios, preocupaciones, que pareciera que las horas del día no alcanzan para nada, pero se ha demostrado que cuando dedicamos un par de horas a otras personas, la ivopercepción de nuestro tiempo parece ser mayor.

Según Cassie Mogilner, un investigador de la relación de como ser feliz y la administración del tiempo de Wharton School, llegó a la conclusión, a través de un estudio, que: “ cediendo algunas horas de nuestro día a otras personas,  genera la sensación, al final de la jornada, de que el tiempo fue mucho más abundante, inclusive mucho más que si hiciéramos algo para nosotros mismos durante nuestro tiempo libre”

Ya sea ingresar a un voluntariado, ser mentor de alguien, ayudar a un compañero, o ser por un momento confidente de un amigo que necesita de un oído, expande tu sentido del tiempo y resulta en una gran satisfacción.

No obstante, más allá del tiempo o del dinero, lo importante es el efecto que generan estas actitudes en los otros. Un simple gesto puede hacer sentir a alguien que vale la pena, que no está solo, y damos esperanza, aún sin saberlo.

Les dejo el siguiente video, que espero les inspire para poder cada día, no sólo hacer algo que nos haga bien a nosotros, sino a los demás.

Conclusión:

Espero que estos tips de como ser feliz resulten de utilidad, y recuerda que puedes empezar ahora mismo.

No esperes las condiciones perfectas para empezar a trabajar en la felicidad. Eso no existe. La felicidad es una decisión de todos los días, y es necesario dejar de buscar la felicidad, y empezar a vivirla.

Para eso, focalízate en el ahora, en el presente. Toma conciencia de todo lo que tienes, sientes, y vives HOY. El mañana, no lo conocemos, el pasado ya no está, quizás tienes todo para ser feliz, y no te das cuenta.

Disfruta cada bocado de comida, cada respiro profundo que puedes hacer, cada mañana que puedes apreciar el sol.

Si estas triste, cansado, frustrado, ansioso, te aseguro que estar en el sillón, pensando en esas cosas que te hacen mal, no va a generar un cambio en ti. Sal a caminar, a correr, a andar en bicicleta, supera la comodidad del momento, y anímate a sentirte mejor.

Busca gente que te lleve más lejos como persona, que te desafíe, que te permita avanzar en la vida, en todos los aspectos. Sé generoso con tu tiempo, con tu espacio, con un gesto. No sabes lo que un simple acto, puede generar en el otro.

 

Si te interesa hacer estos cambios de manera fácil y rápida, te invito además a que vengas a nuestro curso de felicidad! Encuentra toda la información en nuestra página y o escríbenos al correo info@felizefectivo.com! Te esperamos!

 

Fuente: Postcron – escrito por Josefina Casas

Un Curso Felicidad – Dic 3

Hemos tenido un taller de Transformación: Un Curso de Felicidad increible.
Gracias a todas las participantes. Hubo mucha liberación de karmas, lealtades, traumas, bloqueos.
Hicimos un ejercicio de introduccion de creencias increibles.
Realmente ha sido maravilloso.

Taller de Transformación: Un Curso de Felicidad

Taller Un Curso de Felicidad – Enero 20

Este fin de semana, tuvimos dos cursos maravillosos. El viernes 20 Un Curso de Felicidad y luego sabado y domingo el Taller Metodo Integra. Fue realmente increible, hubo mucha transformación interior.

GRACIAS a todos los participantes.

Hemos contribuido a elevar el nivel de conciencia del planeta.

Enero 21-22. Metodo Integra

Taller Método Integra.

Taller Método Integra


============================

En este curso aprenderás una metodología que permite interactuar con el subconsciente y programarlo a placer.
¿Deseas tener el control de tu propia vida?
¿Deseas mejorar tu vida?
¿Deseas potenciar todas tus capacidades?
¿Deseas librarte de emociones no deseadas, creencias limitantes y hábitos poco agradables?
¿Deseas aprender a comunicarte con tu subconsciente y a dirigirlo para que trabaje en la dirección que tú determines?
¿Deseas ayudar a otras personas a transformar aquello que no les guste de sí mismas o a alcanzar las metas que deseen?

Lugar: Bogotá
Fecha: 21 y 22 de Enero de 2017
Inversion: 1.190.000
Horario: 8:30 – 5:30 (16 horas)
Registrate y paga antes del 13 de Enero y obten un 15% de Descuento.

Contáctenos

#metodointegra, #felizefectivo, #ricardoeiriz, #esperanzabedoya
Certificado directamente por la Organización Método Integra. Este certificado te da derecho a repetir este curso cuantas veces quieras, en cualquier parte del mundo, con cualquier instructor certificado, pagando un valor mínimo

Enero 20. Un Curso de Felicidad

Taller de Transformación: Un Curso de Felicidad.

Adquiere el hábito de la FELICIDAD


================================================

El propósito de este taller es facilitar el cambio en las personas para ser plenamente felices.

«Ser FELIZ es un hábito, un patrón de comportamiento que repetimos de forma automática, una forma de entender la vida, dirigida por nuestro subconsciente con base en nuestras creencias más profundas». Ricardo Eiriz

FACILITANDO EL CAMBIO EN LAS PERSONAS PARA SER PLENAMENTE FELICES.
En este curso se abren las puertas a los participantes a experimentar una transformación interior, a nivel subconsciente, que les llevará a elevar su nivel de conciencia, hasta un punto en el que la felicidad es exclusivamente una decisión personal.

Registrate http://felizefectivo.com/contacto/
Enero 20 de 2017. Horario: 8 am – 1:30 pm
$290.000
Descuento del 15% por pago antes del 13 de Enero.

Certificado directamente por la Organización Método Integra. Este certificado te da derecho a repetir este curso cuantas veces quieras, en cualquier parte del mundo, con cualquier instructor certificado, pagando un valor mínimo

Combine correctamente los alimentos.

Trofología: En esta ciencia se basaron muchos hombres sabios como Sócrates, Platón, Pitágoras y sobretodo Hipócrates.

Es la ciencia que estudia la correcta combinación de los alimentos. En la naturaleza nunca hemos combinado los alimentos y las necesidades metabólicas de cada uno de estos son tan específicas que muchas veces se generan incompatibilidades en las preparaciones culinarias. En la tabla simplificada de combinación de alimentos vemos en verde las combinaciones compatibles y en rojo las que causan perjuicio al organismo.

Tabla de Combinación de Alimentos

Para utilizar esta tabla tengan en cuenta que los alimentos que no tienen una buena combinación hay que separarlos por lo menos 3 horas (eso si la comida anterior fue bien combinada, en caso contrario la digestión y salida del estómago puede durar mucho más tiempo). Las frutas tardan menos en salir del estómago, con una hora ya es suficiente. Por lo que deben consumirse, mínimo 1 hora antes de las comidas, y mínimo 3 horas después.

Hay alimentos que directamente deben erradicarse de la alimentación humana, como por ejemplo los lácteos no maternos, alimentos “fabricados”, refinados, dulces y golosinas, fiambres, cerdo y mariscos.

La tabla es de muy simple utilización: si quiero saber, por ejemplo si la carne combina con la verdura, me fijo en el grupo M de carnes, en la lista vertical y en el grupo G de verduras, en la parte superior, y en la intersección me da como resultado combinación buena.

Otro ejemplo: lentejas con arvejas. Es decir, grupo K con grupo K nos da el resultado de mala combinación.

Grupo O: todos los lácteos no maternos: leche, queso, yogur, manteca, etc. deben excluirse de la dieta.

A Frutas ácidas: pomelo, naranja, lima, tomates, ciruela, mandarina, kiwi, etc.

B Frutas semiácidas: duraznos*, damascos*, frutillas*, cerezas, ananá*, melón, sandía, mango, papaya, uva, pera, etc.

C Frutas neutras: manzanas

D Frutas desecadas: pasas de uva, dátiles, higos secos, orejones, etc.

E Frutos oleaginosos: aceitunas, almendras, avellanas, nueces, coco, maní*, sésamo, palta*, etc.

F Ajos, cebollas, apio, puerro, hinojo

G Verduras: acelga, espinaca, coliflor, lechuga, repollo*, brócoli, radicha, radicheta, escarola, berro, brotes de alfalfa, etc.

H Hortalizas, berenjena, alcaucil*, calabaza, zapallo*, pepino, rábano, zanahoria, remolacha, chauchas* (sin pepitas*), ají, etc.

I Feculentos: papas*, batatas, mandioca, banana*,

J Cereales: trigo, trigo morisco, arroz, cebada, centeno, maíz, avena y sus respectivas harinas integrales.

K Legumbres y brotes de legumbres: lentejas, garbanzos, porotos*, soja, arvejas*, habas, chauchas* (con pepitas*), etc.

L Huevos. (deben excluirse).

M Carnes, pollo, pavo, chivito, cordero, pescado, etc. (deben excluirse).

N Limón.

O Lácteos no humanos: leche, queso, yogur, manteca, etc. (deben excluirse).

P Lácteos maternos.

Nombres que tienen algunos de estos alimentos en otros lugares de habla hispana:

Alcaucil – alcachofa

Ananá – piña

Arvejas – guisantes

Bananas – plátanos

Chaucha – judía verde

Damascos – albaricoques

Duraznos – melocotón

Frutillas – fresas

Maní – cacahuate

Pepitas – semillas

Palta – aguacate

Papas – patatas

Porotos – alubias

Repollo – col

Zapallo – calabaza

Autor: Dr. Raul Flint

*******************

Dulces: Frutas dulces (manzana*, papaya*, sandía**, melón**, banana, uva, pera, durazno, damasco, mango, chirimoya, cereza, caqui, higo, dátil, yaca, níspero, etc); zanahoria y remolacha; frutas deshidratadas (pasas de uva, de ciruela, etc); mieles vegetales (de arroz, de malta, de caña, de cebada, de maíz, etc); arropes (de chañar, de tuna, de higo, etc); siropes (de maple, miel de abeja (innecesariamente robada); azúcares.

* Son bastante neutras y no generan tanta incompatibilidad con otros grupos, por eso se toleran de postre.

** Se digieren en el duodeno, es decir que pasan de largo por el estómago (a los 20 minutos ya se puede ingerir otro alimento) Son una excepción y no combinan con nada, deben tomarse solos y con el estómago vacío.

*** Si no está bien madura se considera fécula.

Ácidos: Frutas ácidas (lima, pomelo, naranja, piña, ananá, kiwi, maracuyá, etc); limón; vinagre, tomate.

Verduras: Hojas verdes y hortalizas no feculentas.

Féculas: Harinas (panificados, pastas, galletitas, tartas pasteles, pizzas, etc); cereales integrales o refinados (trigo, avena, cebada, centeno, arroz, maíz, mijo, sorgo, trigo sarraceno y otros); raíces (mandioca, papa, batata; etc); hortalizas feculentas (zapallo, anco, etc), castañas (de castaño), maní, pistacho.

Proteínas: Hongos y levaduras (50% proteína); quínoa, amaranto, etc (40%); soja y derivados (30%), legumbres (porotos negros, alubia, payares, lentejas, garbanzos, aduki, mung, arvejas y otras), carnes (mutilaciones de cadáveres de animales, 15% a 20%), frutos secos (nuez, almendra, avellana; castaña de cajú, etc).

Grasas: Aceites vegetales, aceitunas, coco, castaña de pará, lino, chía, sésamo, girasol (y otras semillas), grasa de leche robada y tejido adiposo de cadáveres.

Nota: algunas clasificaciones son consideraciones de conveniencia a los efectos de evaluar la combinación, ya que la almendra por ejemplo tiene el doble de hidratos de carbono que de proteína y el maní tiene el triple de proteínas que de hidratos de carbono. En general es conveniente que no haya más de un “alimento concentrado” por comida. Incluí productos obtenidos por la explotación animal sólo a los efectos de análisis de la alimentación vulgar. Los lácteos constituyen un veneno para la salud y combinan pésimamente con todos los grupos de alimentos, con la salvedad que las hojas verdes ayudan a hacer frente a sus efectos, por lo que si aún se consumen es deseable combinarlos con éstas.

¿Cual es la causa de la mala combinación? Veamos…

Proteína con fécula: La fécula inicia su digestión en la boca con la enzima ptialina que es segregada con la saliva, es una enzima alcalina. La Proteína se digiere en el estómago mediante Pepsina que es segregada junto con el ácido clorhídrico y es una enzima ácida. Al ingerir ambos alimentos juntos, por ejemplo en pizza, milanesa, pancho, hamburguesa, sándwich de jamón y/o queso, carne con papas, fideos con estofado y un gran etcétera, se neutralizan el pH y ninguna de las enzimas puede actuar. Provocando putrefacción de la proteína y fermentación de la fécula. Eso traba la digestión en el estómago; el alimento permanece produciendo toxinas hasta por 12 horas o más, desgastando energía en el intento fallido del organismo por digerir la mezcla imposible.

Proteína con Proteína: Distintos tipos de proteína requieren distintos tipos de digestión, la mezcla es incompatible y provoca putrefacción de ambos alimentos.

Proteína con ácido: La pepsina se secreta en presencia de ácido clorhídrico, la detección de otro ácido en la boca inhibe la secreción de ácido clorhídrico en el estómago, provocando putrefacción de la proteína y fermentación del alimento ácido que encuentra trabada su digestión.

Proteína con dulces: La presencia de azúcar de cualquier tipo o fruta en la boca inhibe la secreción de ácido clorhídrico y de pepsina, ya que las frutas no lo requieren y son de rápida digestión. El resultado es putrefacción de la proteína y fermentación de la fruta o alimento endulzado.

Proteína con grasa: Las grasas se digieren en el intestino con la bilis secretada por el hígado; en presencia de grasa se inhibe la secreción de ácido clorhídrico y pepsina con la consiguiente putrefacción.

Féculas con féculas: La digestión de diferentes tipos de féculas requiere diferentes procesos específicos, con la mezcla se consigue fermentación de ambas.

F: LogicaEcologica

Diez hábitos para ser feliz con tu pareja

Con el paso del tiempo, la monotonía tiende a asentarse en la vida de pareja, y poco a poco el aburrimiento puede ir ganando terreno. Pero, a pesar de que no es un tarea fácil, es posible vivir una vida de pareja feliz. La clave está en el deseo de la pareja de permanecer unidos y de querer ser realmente felices, estableciendo como prioridad indiscutible la relación entre ambos.

Dicho así suena sencillo, ¿Verdad? Pero, ¿Cómo lograrlo? ¿Cómo conseguir que la relación de pareja sea nuestra prioridad teniendo que ocuparnos del trabajo, de los niños, de los abuelos, de la casa, de pagar las facturas y de quedar bien con las amistades y la familia, entre otras cosas?

El psiquitra y consultor Mark Goulston, autor del libro Cómo conseguir y mantener el amor que mereces, dice que la clave está en identificar y cultivar los hábtios que fomentan la felicidad en la pareja. Según Goulston, “un hábito es un comportamiento que repites automáticamente hasta que te cuesta poco esfuerzo mantenerlo”. Por lo tanto, todas las parejas pueden adoptarlos simplemente dedicándoles un poco de tiempo y de interés. Aunque al principio se haga de forma pronto se convertirá en algo natural que facilitará otras muchas cosas.

Según Mark Goulston, los hábitos que caracterizan a las parejas felices son los siguientes:

#1 – Irse a la cama al mismo tiempo: Esto, que es bastante habitual hacerlo al principio de la vida en pareja, tiende a desaparecer con el tiempo. Según Goulston, es necesario mantener esta costumbre para mantener encendida la llama del deseo.

#2 – Cultivar intereses comunes: Pasada la pasión inicial, muchas parejas descubren que tienen poco en común. Por este motivo es necesario encontrar algo que hacer juntos, algo en lo que involucrarse. Esto no significa que haya que hacer todo con la pareja. Basta con encontrar algo que interese a los dos, sin dejar de tener por ello otros intereses propios.

#3 – Caminar juntos de la mano: Es un gesto sencillo y común al principio de un relación, pero que con el tiempo se pierde. ¿Te has fijado en lo tierno que resulta ver pasear a dos ancianos de la mano?

#4 – Confiar y perdonar: Discutir en pareja es algo normal, pero hay que saber gestionar los conflictos que surjan adecuadamente. Si hay confianza mútua y perdón sin rencores es mucho más fácil gestionar estos conflictos y crecer como pareja.

#5 – Centrarse en lo positivo: Centrarse en las cualidades positivas del otro en vez de en sus defectos es la clave para mantenerse enamorado. Nadie es perfecto, pero, como dice Goulson, “todo depende de lo que quieras buscar”.

#6 – Abrazarse: Según Goulston “nuestra piel tiene una memoria de ‘buenas caricias’ (amor), `malas caricias’ (abuso) y ‘sin caricias’ (descuido). Las parejas que se saludan con un abrazo mantienen su piel bañada por `buenas caricias’”. No necesitas un motivo para dar un abrazo.

#7 – Decir “te quiero” y “que tengas un buen día” todas las mañanas: Estas palabras son un estímulo para empezar bien el día y ayudan a limar cualquier aspereza que haya surgido.

#8 – Decir “buenas noches”: Con este sencillo deseo la pareja reafirma su relación cada noche, a pesar de las dificultades y altibajos emocioanles del día. Dice Goulston que “esto le dice a tu pareja que aún quieres estar en la relación. Dice que lo que ambos tienen es más grande que cualquier incidente perturbador”.

#9 – Llamar o enviar un mensaje durante el día: Esto supone preocuparse por el otro. Es una llamada de rutina para saber si todo va bien, para seguir conectados.

#10 – Sentirse orgullosos de mostrarse como pareja: Esto es tan sencillo como besarse, tocarse o abrazarse en público, mostrar complicidad y permanecer juntos.

F: LaMenteEsMaravillosa

¿Estas muy ocupado?

Hace unos días me encontré con una buena amiga. Me detuve para preguntarle qué tal le iba y saber cómo estaba su familia. Puso los ojos en blanco, miró hacia arriba y en voz baja suspiró: “Estoy muy ocupada… muy ocupada… demasiadas cosas ahora mismo.”

Poco después, le pregunté a otro amigo y le pregunté qué tal estaba. De nuevo, con el mismo tono, la misma respuesta: “Estoy muy ocupado, tengo mucho que hacer.”

Se le notaba cansado, incluso exhausto.

Y no sólo nos pasa a los adultos. Cuando nos mudamos hace diez años, estábamos emocionados por cambiarnos a una ciudad con buenos colegios. Encontramos un buen vecindario con mucha diversidad de gente y muchas familias. Todo estaba bien.

Después de instalarnos, visitamos a uno de nuestros amables vecinos y les preguntamos si nuestras hijas podrían conocerse y jugar juntas. La madre, una persona realmente encantadora, cogió su teléfono y empezó a mirar la agenda. Pasó un rato deslizando la pantalla y al final dijo: “Tiene un hueco de 45 minutos en las próximas dos semanas. El resto del tiempo tiene gimnasia, piano y clases de canto. Está muy ocupada.”

Los hábitos destructivos empiezan pronto, muy pronto.

image

¿Cómo hemos terminado viviendo así? ¿Por qué nos hacemos esto a nosotros mismos? ¿Por qué se lo hacemos a nuestros hijos? ¿Cuándo se nos olvidó que somos “seres” humanos y no “haceres” humanos?

¿Qué pasó con el mundo en el que los niños se ensuciaban con barro, lo ponían todo perdido y a veces se aburrían? ¿Tenemos que quererlos tanto como para sobrecargarlos de tareas y hacerles sentir tan estresados como nosotros?

¿Qué pasó con el mundo en el que podíamos sentarnos con la gente que más queremos y tener largas conversaciones sobre nosotros mismos, sin prisa por terminar?

¿Cómo hemos creado un mundo en el que tenemos más y más cosas que hacer con menos tiempo libre (en general), menos tiempo para reflexionar, menos tiempo para simplemente… ser?

Sócrates dijo: “Una vida sin examen, no merece ser vivida.”

¿Cómo se supone que podemos vivir, reflexionar, ser o convertirnos en humanos completos si estamos constantemente ocupados?
Esta enfermedad de estar “ocupado” es intrínsecamente destructiva para nuestra salud y bienestar. Debilita la capacidad de concentrarnos completamente en quienes más queremos y nos separa de convertirnos en el tipo de sociedad que tan desesperadamente clamamos.

Desde los años 50 hemos tenido tantas innovaciones tecnológicas que nos prometimos hacer nuestras vidas más fáciles, más rápidas, más sencillas. Aun así, hoy no tenemos más tiempo disponible que hace algunas décadas.

Para algunos de nosotros, “los privilegiados”, las líneas entre el trabajo y la vida personal desaparecen. Siempre estamos con algún aparato. Todo el tiempo.

image

Tener un smartphone o un ordenador portátil significa que deja de existir la división entre la oficina y nuestra casa. Cuando los niños se van a la cama, nosotros nos conectamos.

Una de mis rutinas diarias es revisar una avalancha de correos. Me suelo referir a esto como “mi yihad contra el correo”. Estoy constantemente enterrado bajo cientos y cientos de correos, y no tengo ni la más remota idea de cómo detenerlo. He intentado diferentes técnicas: respondiendo sólo por las mañanas, no respondiendo los fines de semana, diciéndole a la gente que nos comuniquemos cara a cara… Pero siguen llegando, en cantidades ingentes: correos personales, correos del trabajo, incluso híbridos. Y la gente espera una respuesta a esos correos. Ahora, resulta que quien está demasiado ocupado soy yo.

La realidad es muy diferente para otros. Para algunos, tener dos trabajos en sectores mal pagados es la única forma de mantener una familia a flote. El veinte por ciento de los niños de EE.UU. viven en la pobreza y muchos de sus padres trabajan por salarios mínimos para poner un techo sobre sus cabezas y algo de comida en la mesa. También están muy ocupados.

Los viejos modelos (incluyendo el del núcleo familiar sólo con un padre trabajando, si es que tal cosa alguna vez existió) ha pasado de largo para muchos de nosotros. Sabemos que existe una mayoría de familias en las que la unidad familiar está separada o con ambos padres trabajando. Y no funciona.

No tiene que ser así.

En muchas culturas musulmanas, cuando quieres preguntarle a alguien qué tal le va, dices: en árabe, ¿Kayf haal-ik? o, en persa, ¿Haal-e shomaa chetoreh? ¿Cómo está tu haal?

¿Qué es ese haal por el que preguntas? Es una palabra para preguntar por el estado transitorio del corazón de uno. En realidad preguntamos “¿Cómo está tu corazón en este momento exacto, en este mismo suspiro? Cuando nosotros preguntamos “¿Qué tal estás?”, esto es exactamente lo que queremos saber de la otra persona.

No pregunto cuantas cosas tienes por hacer, no pregunto cuantos correos tienes pendientes de leer. Quiero saber cómo estás en este preciso momento. Cuéntame. Dime que tu corazón está contento, dime que tu corazón está dolorido, que está triste y que necesita contacto humano. Examina tu propio corazón, explora tu alma y después cuéntame algo sobre ambos.

Dime que recuerdas que sigues siendo un ser humano, no sólo un “hacer” humano. Dime que eres algo más que una máquina completando tareas. Ten esa charla, ese contacto. Ten una conversación sanadora, aquí y ahora.

Pon tu mano en mi hombro, mírame a los ojos y conecta conmigo por un segundo. Cuéntame algo sobre tu corazón y despierta al mío. Ayúdame a recordar que yo también soy un ser humano pleno que necesita contacto con otros humanos.

Enseño en una universidad en la que hay muchos estudiantes orgullosos de si mismos con el estilo de vida “estudiar mucho, desfasar mucho”. Esto probablemente podría ser un reflejo de buena parte de nuestro estilo de vida.

No tengo soluciones mágicas. Lo único que sé es que estamos perdiendo la capacidad de vivir una vida plena.

image

Necesitamos una relación diferente con el trabajo y la tecnología. Sabemos lo que queremos: una vida con significado, sentido de humanidad y una existencia justa. No es sólo tener cosas. Queremos ser completamente humanos.

W. B. Yeats escribió una vez:
“Se necesita más coraje para escudriñar los rincones oscuros de tu propia alma que para luchar en un campo de batalla.”

¿Cómo se supone que vamos a examinar los rincones oscuros de nuestra alma si no tenemos tiempo? ¿Cómo podremos vivir una vida sujeta a examen?
Siempre soy prisionero de la esperanza, pero me pregunto si estamos dispuestos a reflexionar sobre cómo hacerlo y sobre cómo vivir de otra manera. De alguna forma, necesitamos un modelo diferente de reorganización individual, social, familiar y humanitario.

Quiero que mis hijos se ensucien, que lo ensucien todo y que incluso se aburran. Quiero que tengamos un tipo de existencia en el que podamos detenernos por un momento, mirar a otras personas a los ojos, tocarnos y preguntarnos mutuamente ¿cómo está tu corazón?. Me estoy tomando tiempo para reflexionar sobre mi propia existencia; estoy lo suficientemente en contacto con mi propio corazón y alma para saber cómo me siento y para saber cómo expresarlo.

¿Cómo está tu corazón hoy?

Déjame insistir en un tipo de conexión humano-a-humano en la que cuando uno de nosotros responda “Estoy muy ocupado”, podamos responder “Lo sé. Todos lo estamos. Pero quiero saber cómo está tu corazón.”