Ser agradecido ¿estrategia para adelgazar?

Expresar gratitud ayuda a bajar de peso simplemente porque permite tomar mejores decisiones. Además, el agradecimiento se asocia a mayores niveles de energía, optimismo y empatía, afirma un artículo de Psychology Today.

Valerse de la gratitud para perder peso suena polémico y remotamente parece el mejor plan, pero no lo es del todo. Numerosos especialistas afirman que invertir unos minutos al día en generar pensamientos y sentimientos cálidos hacia el cuerpo da frutos. Aquí el por qué.

Ser agradecido ¿estrategia para adelgazar?

De acuerdo con la doctora Mary Wendt, del College of Human Medicine de Michigan State University, estos son cinco formas con las que la gratitud ayuda a bajar de peso.

1. Dejas de sabotearte. Centrarte en aspectos negativos de tu cuerpo y quejarte constantemente es una forma de autoexigencia que sabotea tu pérdida de peso. Lo ideal es centrarte en las partes que te gustan y comienza a agradecer esa que es parte de ti.

2. Te acerca al ejercicio. Las personas que a diario citan al menos una frase, experiencia o gente con la que están agradecidos, después de 10 semanas se sienten optimistas, experimentan menos dolores de cabeza y otros problemas físicos, además, aumentan 1,5 horas de ejercicio o actividad física entre sus acciones.

3. Hace que las cosas sean más sencillas. La gratitud puede hacer que sea más fácil lograr tus objetivos, por ejemplo, si quieres perder grasa lo vas a hacer sin que represente mayor sacrificio y con una actitud positiva.

Según la Asociación Dietética Americana cuando se recurren a estrategias para aumentar la confianza para materializar los objetivos, los hábitos alimentarios mejoran y esto se refleja en mantener el peso ideal.

4. Cambia el enfoque de las cosas. La gratitud te da perspectiva, valorar lo que realmente es importante, así como equilibrar los compromisos laborales y familiares. Permite buscar las opciones de entrenamiento y alimentos están disponibles para hacer cambios de hábitos saludables, dice Brooke Kalanick, médico naturista de la Universidad Bastyr, Estados Unidos.

5. Impide comer por lo emocional. Este es uno de los mayores obstáculos en el camino hacia la pérdida de peso. Las personas que viven con gratitud tienden a preferir alimentos saludables. A menudo, comer por lo emocional depende más de lo que sucede en los pensamientos.

Estamos tan acostumbrados a relacionar los planes de pérdida de peso con las dietas, ejercicio y hasta con medicamentos que es casi increíble dar crédito a otras áreas de bienestar emocional como la gratitud y su efecto para cumplir nuestros objetivos.

Así que al practicar el agradecimiento se obtienen beneficios emocionales, físicos e interpersonales. ¿Sueles ser agradecido con tu cuerpo y entorno?

Fuente: Bienestar.salud