¿Puede el “Bagaje Emocional” Ocasionar Dolor Físico?

Sandy tenía dolor crónico en la rodilla. Sin importar si estaba caminando, sentada o descansando en cama, le dolía continuamente su rodilla. Tres diferentes especialistas habían tratado su rodilla, pero nada ayudó.

Resultó que el dolor era ocasionado por emociones enterradas profundamente en su cuerpo. Los músculos, las articulaciones y cartílagos de Sandy se encontraban bien. Pero cuando sus emociones atrapadas bloquearon el flujo de energía en su pierna, hizo que le doliera la rodilla.

¿De Dónde Viene el Bagaje Emocional?

¿Alguna vez le han roto el corazón? ¿Ha usted amado a alguien, sólo para darse cuenta de que ese alguien no se interesaba en usted? ¿Le ha dicho alguien alguna vez algo que hirió sus sentimientos? ¿Alguna vez ha sentido ansiedad, dolor o estrés?

La vida está llena de momentos gozosos, pero también viene con muchas oportunidades para sentir dolor. Después de esas experiencias, es común que nosotros levantemos barreras. Hasta bromeamos sobre ello y lo llamamos “bagaje emocional”. Pero no es una broma.

El aferrarse a las emociones bloquea su energía, almacenándola como en una represa, bloqueando a sus órganos del saludable flujo de energía vital que necesitan. Las emociones que permanecen atrapadas en su cuerpo pueden ponerlo enfermo y ocasionarle tremendos dolores físicos.

La Energía de las Emociones

Todo lo que existe en nuestro universo está hecho de energía. Somos como peces, nadando en un invisible mar de energía. La señal de wi-fi que usted capta con su teléfono celular, laptop, tableta electrónica, u otros dispositivos es un flujo de energía en forma de ondas de radio. Su corazón y cerebro emiten ondas que pueden ser monitorizadas.

Cuando usted siente una emoción, no se trata solamente de un sentimiento en su interior. Usted en realidad emana la energía de esa emoción. Puede que no sea capaz de verla, pero tiene un impacto directo en su salud. No solamente puede causar dolor emocional, sino dolor físico.

La sanación por energía es una de las más antiguas prácticas en el mundo. Desde el 4000 A.C. los curanderos han comprendido que nuestra salud depende de la calidad de la energía que fluye a través de nuestros cuerpos. La medicina china lo llama “Qi”. La medicina ayurvédica lo llama “prana”.

Cuando la energía se bloquea por las emociones atrapadas, el dolor se instala. Solamente mediante la liberación de las emociones atrapadas usted puede aliviar el dolor y comenzar a sanar.

Cambiando Su Energía

¿Cómo puede usted sanar el campo de energía de su cuerpo si no puede verlo? Usted debe utilizar otra forma de energía.

La más fácil, barata y ampliamente disponible herramienta energética es el imán común de refrigerador. No se engañe simplemente porque tiene la forma de una colorida y brillante pieza de fruta o de un personaje de caricaturas. El imán debajo de eso es lo que importa y es precisamente lo que usted necesita.

¿De veras le causa tanta sorpresa? A fin de cuentas, somos seres magnéticos. No podemos verlo, pero todos emitimos campos magnéticos. El planeta en que vivimos produce un enorme campo magnético proveniente del núcleo central de la Tierra. El cambiar el campo magnético de energía de su cuerpo, aún ligeramente, le puede dar el alivio para el dolor que usted estaba esperando.

Cómo Liberar Sus Emociones Atrapadas

1. Establezca una línea de base.

Primero, encuentre una línea base para reacciones verdadero/falso. (Los operadores de polígrafo lo hacen todo el tiempo). Permanezca relajado y completamente quieto, con sus pies separados a la distancia de sus hombros. Haga una exclamación positiva. (“¡Sí!”) Enfóquese en ese pensamiento, y dese cuenta cómo su cuerpo se balancea ligeramente hacia el frente. Luego intente con una exclamación falsa. (“¡No!”) Su cuerpo se balanceará ligeramente hacia atrás. Su mente subconsciente dándole estas respuestas, es lo que llamamos línea base, y le enseña qué tipo de concentración necesita para obtener respuestas.

2. Pregunte si existen emociones atrapadas.

La mayoría de nosotros tenemos emociones atrapadas. Hágase una pregunta utilizando el método del balanceo. Si la respuesta es no, significa que este no es el momento para liberar la emoción. Espere hasta que esté listo.

3. Identifique la emoción.

En mi sitio web usted encontrará una tabla de emociones. Esta tabla puede ser utilizada para identificar cada una de las emociones atrapadas. Simplemente siga la tabla mediante hacer preguntas en el siguiente orden, utilizando la prueba de balanceo:

  1. “¿Está la emoción atrapada en la columna A?” (Si no, está en la columna B)
  2. “¿Está la emoción atrapada en una fila impar en esta columna?” (Si no, se encuentra en una fila par)
  3. “¿Está la emoción atrapada en esta fila?” (Nombre las filas restantes una a la vez)
  4. “¿Es la emoción atrapada… Culpa?” (Nombre las emociones en esa columna y fila)

4. Libere la emoción.

Coloque el imán en su frente en medio de sus cejas. Relájese e inspire profundamente. Deslice el imán sobre la cima de su cabeza y hacia abajo por su cuello. Repítalo tres veces, enfocándose en una intención de amor sobre la liberación de la emoción atrapada.

5. Confirmación.

Cuando termine, utilice la prueba del balanceo para responder a la pregunta: “¿Se liberó la emoción atrapada?” Si la respuesta es sí, se ha ido para siempre. Si la respuesta es no, repita el proceso con el imán tres veces más.

Recuerde, el imán realmente magnificará el efecto de sus pensamientos y emociones. Para verificar los resultados, mantenga un sentimiento de amor en su corazón al mismo tiempo que usted libera la emoción atrapada. Déjese sentir un verdadero sentimiento de gratitud en saber que eso se irá para siempre.

Los Resultados Le Sorprenderán

Mi paciente Linda sintió desaparecer sus sentimientos de depresión suicida al momento en que liberó sus emociones atrapadas. Las alergias de Connie desaparecieron. Después de dejar ir las viejas heridas emocionales a las que se había cerrado durante años, Yolaunda finalmente perdió el peso que deseaba perder.

Todas ellas se encuentran ahora libres de los dañinos efectos de las emociones atrapadas. Usted también puede estarlo.

 

Fuente: Dr. Bradley Nelson